Algunas consideraciones de cara al nuevo año escolar

Algunas consideraciones de cara al nuevo año escolar

En las próximas semanas iniciará el nuevo año escolar. En este contexto, es oportuno reiterar algunos de los principales desafíos que enfrenta Nicaragua en el ámbito educativo:

  1. Aumentar la matrícula en educación inicial

La asistencia a preescolar está asociada a mejores logros educativos durante el resto de la vida escolar de los niños. Sin embargo, continua siendo un reto para el país incrementar la tasa neta de escolarización en preescolar, es decir la cantidad de niños en edad preescolar que asisten a clases. En 2015, el gobierno proyectó que alcanzaría una tasa de 64 por ciento y para el 2016, un 1 por ciento más[1].

Según datos de la Encuesta Continua de Hogares (IV trimestre 2012), los principales motivos para que los niños en edad preescolar no asistan a clases, es porque la escuela queda muy lejos de sus hogares o porque simplemente no los matricularon. Esto sugiere que, por un lado se debe continuar con el esfuerzo de incrementar el número de preescolares y Centros de Desarrollo Infantil  (CDI), sobre todo en las zonas rurales, y por otro es necesario concientizar a los padres sobre los beneficios que les generará a sus hijos a largo plazo.

  1. Elevar el gasto público en educación

El gasto público en educación, que incluye el gasto en educación básica, técnica y universitaria, como porcentaje del PIB fue en promedio de 3.9 por ciento entre 2012 y 2014[2]. Sin embargo, al descomponer el gasto, se observa que el gasto público en educación básica (preescolar, primaria y secundaria) como porcentaje del PIB fue en promedio 2.6 por ciento en este periodo. Si bien para 2015, se estima que el gasto público en educación podría representar el 4.4 por ciento del PIB, Nicaragua continua rezagada respecto a otros países de Centroamérica. Por ejemplo, Honduras destinó 5.8 por ciento del PIB a educación en 2013, y Costa Rica el 6.8 por ciento.

articulo-blog-grafico

Este nivel de gasto público se traduce en una baja inversión en educación en términos per cápita. FUNIDES estimó que el gasto anual del Ministerio de Educación (MINED) por alumno fue de $204.5 en 2014, lo cual equivale al 10.7 por ciento del PIB per cápita de ese año. Al desagregar por nivel educativo, el gasto por estudiante fue de $83.6 en preescolar, $279.5 en primaria, $112.5 en secundaria y $687.6 en educación especial. Por ejemplo, el gasto del gobierno por estudiante de primaria en Honduras es $450.7[3]  y en Guatemala $322.8[4].

  1. Mejorar la calidad de la educación

El MINED reportó que en primaria se logró una tasa de aprobación del 91 por ciento en 2014[5]. Sin embargo, no hay indicadores que monitoreen periódicamente la calidad de la educación, es decir, lo que los niños y jóvenes están aprendiendo efectivamente durante su formación.

En 2013, Nicaragua participó en el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE).  TERCE es un estudio que mide el logro de aprendizaje para estudiantes de 3er y 6to grado en 15 países de América Latina. Los resultados obtenidos por los estudiantes nicaragüenses en las pruebas de lectura, matemáticas y escritura para 3er grado están por debajo del promedio latinoamericano, al igual que los resultados de los estudiantes de 6to grado, salvo en escritura que coinciden con la media regional. En la prueba de ciencias naturales que se aplica solo a estudiantes de 6to grado, también estuvimos por debajo del promedio regional.

articulo-blog-tabla1

Si se comparan los resultados obtenidos por los estudiantes nicaragüenses en TERCE con los de SERCE (el Segundo Estudio Regional) que fue realizado en 2006 se observa que los avances fueron bajos en relación a lo alcanzado por otros países, ej. Ecuador. Estos resultados invitan a investigar cuales son las causas que los explican.

articulo-blog-tabla2

Por otra parte, estos resultados tienen coherencia con las percepciones de los empresarios entrevistados por el Foro Económico Mundial durante la elaboración del Índice de Competitividad Global, que en los últimos años han reportado desmejoras en el indicador de calidad de la educación primaria.

  1. Elevar la escolaridad promedio

La Encuesta de Medición de Nivel de Vida (EMNV) indica que la escolaridad promedio en 2009 era de 6.2 años a nivel nacional, 3.6 años a nivel rural y 7.8 años a nivel urbano. FUNIDES ha estimado que se necesitan al menos 8 años de estudio para obtener ingresos por encima de la línea de la pobreza.

Estas cifras reflejan dos retos: lograr que los niños terminen la primaria en el área rural y que los jóvenes terminen la secundaria en el área urbana. Para 2014, el Gobierno indica que tanto la tasa de escolarización ajustada neta como la de retención en primaria fueron de 92 por ciento, mientras la tasa neta de escolarización en secundaria fue de 78.8 por ciento y el porcentaje de retención de 90 por ciento (MHCP[6]). Estas cifras sugieren que no todos los niños y jóvenes en edad escolar se inscriben en el colegio, y que no todos los que se inscriben logran terminar el año. El MINED reportaba que de cada 100 adolescentes solo 41 lograba terminar la secundaria en 2010[7].

De acuerdo a la Encuesta Continua de Hogares (IV trimestre 2012), las principales razones para que los niños en edad escolar (6-12 años) no asistan a primaria son que la escuela está muy lejos (25.5 por ciento) y problemas económicos (15.4 por ciento). Mientras que el 46.1 por ciento de los jóvenes en edad secundaria (13 a 17 años) indica que no asiste a clase porque no quiere ir, sin importar si viven el área urbana o rural. En Nicaragua, la secundaria no es obligatoria. Hay países de Centroamérica donde aprobar un ciclo de secundaria sí es obligatorio, ej. Guatemala, Costa Rica y Panamá.

Revisar las metas de escolaridad debería ser un tema en la agenda de país, porque según estimaciones realizadas por FUNIDES, a partir de la Encuesta Continua de Hogares, hay un 10 por ciento de jóvenes de entre 15-24 años que ni estudian ni trabajan, lo cual limitará sus posibilidades para encontrar un empleo de calidad en el futuro.

  1. Continuar trabajando en la formación docente

Entre 2007 y 2009, el MINED reportaba que a nivel nacional había alrededor de un 38 por ciento de maestros empíricos, encontrándose la tasa más alta en preescolar y la más baja en primaria, con fuertes variaciones a nivel territorial. Por ejemplo, en el Caribe Norte era de 60 por ciento en primaria. Los resultados de TERCE (2013) indican que Nicaragua es uno de 3 países donde los estudiantes de tercero y sexto grado tienen los docentes con los niveles educativos más bajos. Mayores niveles de formación docente están asociados con una mejor calidad de la educación.

Tomando en cuenta los puntos resaltados anteriormente, en FUNIDES consideramos que es vital para el desarrollo del país la inversión en la educación. Conforme la economía continúe desarrollándose, las empresas irán requiriendo un capital humano cada vez más y mejor preparado, y si no se trabaja en mejorar la calidad de la educación, fortalecer la formación docente, elevar el gasto público y los años de escolaridad, se estarán limitando las posibilidades para que nuestros niños y jóvenes puedan acceder en el futuro a empleos de calidad, y a la vez, el país no estaría aprovechando su recurso más valioso.

[1] MHCP. MPMP 2015-2018: Ministerio de Educación. Disponible en: http://www.hacienda.gob.ni/documentos/presupuesto/presupuesto-gral.-de-la-republica/ppresupuesto-2015/anexo-al-pgr-marco-presupuestario-de-mediano-plazo-2014-2017/7.-marco-de-gasto-institucional-de-mediano-plazo/gobierno-central/F_7_11_MGMP_MINED.pdf/view

[2] BCN (2014). Nicaragua en cifras 2014. Disponible en: http://www.bcn.gob.ni/publicaciones/periodicidad/anual/nicaragua_cifras/nicaragua_cifras.pdf

[3] UNESCO. Gastos del gobierno por estudiante. Disponible en: http://data.uis.unesco.org/Index.aspx?DataSetCode=EDULIT_DS&popupcustomise=true&lang=en

[4] Idem.

[5] MHCP. Informe de Liquidación Presupuestaria 2014. Disponible en: http://www.hacienda.gob.ni/documentos/presupuesto/informes/2014/Informe%20de%20Liquidacion%20del%20Presupuesto%20General%20de%20la%20Republica%202014.pdf/view

[6] MPMP 2015-2018: Ministerio de Educación. Disponible en: http://www.hacienda.gob.ni/documentos/presupuesto/presupuesto-gral.-de-la-republica/ppresupuesto-2015/anexo-al-pgr-marco-presupuestario-de-mediano-plazo-2014-2017/7.-marco-de-gasto-institucional-de-mediano-plazo/gobierno-central/F_7_11_MGMP_MINED.pdf/view

[7] MINED. Plan Estratégico de Educación 2011-2015.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.