Un día para reflexionar

Tree seedling in hand, new hope

Por Roman Leupolz-Rist, Economista Ambiental de FUNIDES 

Cada año, el 5 de junio, celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente para acordarnos de la importancia de la conservación del medio que nos rodea. Y como todos los años se define un tema particular en el que nos deberíamos de enfocar, siendo el tema de este año la conexión de las personas con la naturaleza. ¿Pero en que consiste esta conexión realmente? –¿Somos los humanos parte integral de ese medio o ya nos hemos alejado de nuestro lugar natural, evolucionando a una nueva forma de existencia cuasi artificial?

Lo que podemos decir con seguridad es que dependemos de la naturaleza, ya sea que nos sintamos parte de ella o no. Los ecosistemas brindan numerosas funciones y servicios ecosistémicos que contribuyen al bienestar del ser humano. Para nuestros estudios en FUNIDES hemos visitado diferentes personas de todo el país que han comprendido el valor real de los servicios de los ecosistemas como la captura y el secuestro de carbono, la recarga hídrica, la prevención de la erosión, así como la belleza escénica y la identidad cultural. Personas que están dispuestas a compensar la provisión de estos servicios, inclusive monetariamente, a quienes conservan y reestablecen los ecosistemas para incentivarlos a continuar su labor. Si los humanos comprendemos el valor que representa la naturaleza, posiblemente vamos a entender porque es tan importante conservarla y restaurarla.

Un punto importante que determina nuestra conexión con la naturaleza es el carácter de barco o isla que define nuestro planeta verde en un espacio infinito, en el cual aún no hemos podido encontrar otro cuerpo estelar tan lleno de vida como nuestra tierra. Estamos todos en un mismo barco. Si bien es cierto que, si en Nicaragua dejamos de comer huevos de tortuga podemos asegurar la reproducción de estas especies en nuestras playas, existen los grandes problemas ambientales globales que solo podemos resolver en conjunto con otros países. Ya sea el calentamiento global, la contaminación de los océanos o la exterminación de las especies migratorias; solo lo podemos resolver juntos y si tan solo uno sigue contaminando, nos afecta a todos.

Preocupa que los Estados Unidos hayan decidido retirarse del Acuerdo de París para el Cambio Climático, porque incluso si todos los demás países cumplieran sus compromisos de reducción, con tan solo que los Estados Unidos no lo hagan, la tierra podría calentarse 0.3 grados centígrados más a finales de siglo. Pero esto no significa que los demás países ahora deban tirar la toalla, sino que ahora con más razón deben proponerse metas aún más ambiciosas y cumplirlas sin escusas.

Y para aquellos que simplemente no sienten ninguna conexión con la naturaleza, les recomiendo caminar de vez en cuando con los pies descalzos o apreciar el olor a tierra mojada de las primeras lluvias de invierno. A veces son las cosas más sencillas en la vida, las que nos hacen conectarnos con esta realidad superior a nuestras insignificantes existencias personales.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published.